Echar margaritas a los cerdos / Arrojar perlas a los cerdos

Printer-friendly version


El origen real de la frase de hoy viene de las Sagradas Escrituras y en su formato original (en latín), era algo así: “Nolite dare sanctum canibus neque mittatis margaritas vestras ante porcos, ne forte conculcent eas pedibus suis et conversi dirumpant vos. (Matthaeum 7:6)”, lo cual podría traducirse al español como “No deis a los perros lo que es santo, ni echéis vuestras perlas delante de los puercos, no sea que las pisoteen con sus patas, y después, volviéndose, os despedacen”.
La analogía entre las margaritas y las perlas se puede encontrar perfectamente en la Real Academia de la Lengua Española (RAE) en la que, si se consulta el significado de la palabra margarita, veremos que su cuarta acepción (= cada uno de los significados de una palabra según los contextos en que aparece) es perlas de molusco, por lo que las perlas de los moluscos también son denominadas margaritas y de ahí que en la expresión se utilice una u otra palabra indistintamente.
"Echar margaritas a los cerdos" o "Arrojar perlas a los cerdos" significa ofrecer tu generosidad o tu delicadeza a alguien que no sabe apreciarlos. Es cuando intentas ofrecer conocimientos muy avanzados a gente que no está preparada para recibirlos o ni siquiera está interesada en ellos.
Por ejemplo: regalarle un libro tan bonito y exclusivo a alguien que no sabe apreciarlo es echarle margaritas a los cerdos. Así que mejor guárdalo para otra persona que sepa apreciarlo más.
 
Source: http://erasmusv.wordpress.com/2007/06/08/echar-margaritas-a-los-cerdos-o-arrojar-perlas-a-los-cerdos/
 

Disponible en otros idiomas Spanish CoursesCursos de españolCours d'espagnolCorsi di SpagnoloKurs hiszpańskiego
Tags: