17. Recetas españolas: Torrijas

Printer-friendly version

Ingredientes:
 

  • una barra de pan (más ancha que la baguette)
  • 4 – 5 huevos
  • ½ litro de leche
  • 2 cucharadas de canela en polvo
  • 1/2 kilo de azúcar
  • 1/2 litro de aceite de girasol

 

Preparación:

  • Calentar un poco la leche con unas 4 cucharadas de azúcar y añadir una cucharadita de canela. Cortar el pan en rodajas de un centímetro y medio de grosor. Mojar las rodajas en la leche y dejar reposar en una tabla o bandeja alrededor de media hora.
  • Batir los huevos y poner aceite abundante a calentar en una sartén (que floten las torrijas). Pasar las rodajas de pan por el huevo e ir friéndolas en el aceite hasta que  queden doradas pero blandas por dentro. Preparar en un plato azúcar mezclado con la canela (la proporción debe ser para que quede el azúcar de un color café claro), y pasar el pan por esa mezcla a medida que vayamos sacándolas de la sartén, de forma que queden impregnadas del azúcar con canela. Si no os gusta la canela, también están  buenas sin ella.
  • Colocar las torrijas en una bandeja y esperar para comerlas a que estén templadas. Se pueden hacer con anticipación pues están muy buenas también frías y van soltando el jugo del azúcar.
  • La torrija es un postre típico de Semana Santa en España y hay  personas que les gusta acompañarlas con un almíbar hecho con miel y agua que se sirve encima de la torrija cuando va a comerse. En este caso, no las pasaremos por el azúcar con canela.
  • Consejo práctico: La torrija se pone a remojar en la leche para que el interior quede cremoso, pero debemos tener cuidado del tiempo y temperatura de la leche caliente, pues si quedan demasiado blandas, tendremos problemas de rotura al freírlas.

Fuente

 

La torrija es un dulce tradicional,  típico de Semana Santa. La prohibición de comer carne los viernes, así como el ayuno y la abstinencia, hacen que las verduras, los guisos, pescados y dulces, se vuelvan los protagonistas culinarios, es el caso de las torrijas.

Su origen esta en los conventos de la Edad Media, donde se realizaba este dulce para aprovechar el pan sobrante  que  tiempo después, se comenzo a preparar en las casas. Aunque también se habla sobre una vinculación más religiosa de  las torrijas y la Semana Santa: representan la vida  muerte de Jesús. Según el rito católico, el pan es el cuerpo de Cristo, que muere en ese tiempo, del mismo modo que la base de las torrijas es pan muerto. La leche, los huevos y la fritura, se entienden como los baños necesarios para que el cuerpo resucite y la fritura refleja el sufrimiento del Señor. Se produce la resurreción del pan muerto, de ahí la consideración de postre divino.
 

Fuente

Disponible en otros idiomas Spanish CoursesCursos de españolCorsi di SpagnoloKurs hiszpańskiego